Hasta fin de año, el Gobierno transfiere $ 3.000 millones a las obras sociales

Hasta fin de año, el Gobierno transfiere $ 3.000 millones a las obras sociales

Se trata de fondos del sistema administrado por la Superintendencia.

Según el decreto N° 700/19, publicado este jueves en el Boletín Oficial, durante este octubre, noviembre y diciembre, la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) transferirá a las obras sociales $ 3.000 millones del Fondo Solidario de Redistribución. Esa suma “se distribuirá de manera directamente proporcional al número de afiliados de cada obra social”.

El Fondo Solidario de Redistribución se nutre de un porcentaje de los aportes mensuales de los trabajadores formales y las contribuciones patronales sobre la masa salarial. Se trata de fondos del sistema administrado por la Superintendencia.

Al mismo tiempo, el decreto deroga una Resolución de mayo pasado que determinaba que los intereses del Bono Nación Argentina 2020 que la Superintendencia había suscripto en 2016 con fondos del sistema debían financiar el Sistema de Reintegros (SUR).

Además, determina que en adelante la Superintendencia dispondrá la forma de distribución de esos recursos entre las obras sociales.

El decreto permitirá “una mejor optimización y asignación de dichos fondos para ser destinados a aliviar la carga económica que, en la actual coyuntura, pesa sobre los Agentes del Seguro de Salud en cuanto al sostenimiento de la cobertura de salud de sus beneficiarios”.

Los fondos se distribuirán del siguiente modo: el 90% de los recursos se destinará a las obras sociales cuyo ingreso promedio por afiliado (cápita) sea menor o igual a $ 1.450. Y el 10% restante irá a las obras sociales con ingresos promedio por afiliado mayor a $ 1.450.

Esta medida se complementa con la reducción de las contribuciones patronales que deben pagar las obras sociales y las clínicas y demás agentes de salud privados con destino a la Seguridad Social, como informó Clarín el lunes pasado.

Según el sector en los próximos días el Gobierno anunciaría una reducción escalonada del impuesto al cheque (a los débitos y créditos), a 0,8% en noviembre de este año y 0,5% en febrero de 2020.

 

Notas Relacionadas

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *