Campaña gratuita para prevenir el cáncer bucal

Campaña gratuita para prevenir el cáncer bucal

La detección precoz es clave para controlar la enfermedad. Entre el 5 y el 8 de agosto se realizarán consultas gratuitas.

Del 05 al 08 de agosto se llevará a cabo en el Hospital Alemán exámenes bucales gratuitos al público general para revisar lesiones de la boca y prevenir el riesgo de cáncer.

El cáncer bucal es un tumor maligno que puede afectar cualquier sitio de la boca, como la lengua, las encías, el paladar y los labios. Representa uno de cada 20 casos de cáncer diagnosticados y puede afectar a hombres o a mujeres.

La edad y ciertos factores pueden predisponer a desarrollarlo por eso es importante prestar atención a dos cosas:

– Revisar la boca periódicamente para que el especialista pueda detectar a tiempo si existieran lesiones que podrían convertirse en un tumor (las llaman lesiones premalignas)

– Evitar cualquiera de los factores predisponentes

Es importante consultar con un odontólogo o a un médico si se tienen lastimaduras, manchas o placas blancas que no cicatrizan, así como durezas, bultos o crecimientos dolorosos o indoloros.

“El examen de la cavidad bucal no es un procedimiento invasivo ni molesto, y de notar algún cambio en la anatomía normal, el profesional será el encargado de derivar al paciente a un especialista”, señaló la doctora Laura Werner (MN 27288), jefa del servicio de Estomatología del Hospital Alemán.

Consultas que se realizan en la primera semana de agosto serán a partir de las 8hs hasta las 12 y sin necesidad de turno previo. Para información comunicarse al 4827 7000, interno 2318/2319.

¿Qué es lo que hay que cuidar especialmente?

– El consumo excesivo de alcohol.

– Higiene bucal: lavarse correctamente, con la frecuencia necesaria los dientes y toda la boca.

– Alimentación: llevar un plan sano de comidas y evitar las bebidas muy calientes.

– Dientes sanos: que las piezas dentarias no se encuentren en mala posición o con bordes filosos.

– Prótesis con ganchos o retenedores que lastiman.

– Fracturas y reparaciones defectuosas y prótesis mal adaptadas.

– Hongos, bacterias y virus: controlar las inflamaciones crónicas de tipo micológica (por ejemplo, candidiasis) o bacteriana (helicobacter pylori) o viral (HPV – virus papiloma humano) ya que aumentan el riesgo de padecer cáncer bucal.

 

Notas Relacionadas

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *